La sostenibilidad humana, lo bueno regresa a la comunidad

La sostenibilidad humana, lo bueno regresa a la comunidad

La sostenibilidad humana, es la estrella del informe de capital humano 2024, realizado por Deloitte. El concepto describe el gran impacto que tiene el trabajo en vida de las personas, motivo por el cual las organizaciones deberían apostar a que su paso por ellas sea positivo.

Esta es también la primera investigación en la que se incluyeron las opiniones de líderes y colaboradores, para dar cuenta de lo que cada parte piensa.

De acuerdo con los resultados, la segunda parte del estudio recomienda a las empresas alejarse del enfoque en el rendimiento, y los instrumentos que se crearon para medirlas como las descripciones de puestos, evaluaciones de desempeño.

Todo esto necesita evolucionar, de la misma manera que han evolucionado las formas de trabajar: remoto, híbrido, presencial.

Y en este contexto, las características distintivas del factor humano, como la empatía y la curiosidad, emergen y cobran importancia en un contexto con la IA se presenta como una amenaza al empleo. Sin embargo, según el informe citado la verdadera amenaza no es la tecnología sino la falta de sostenibilidad humana. Porque sin personas no hay organizaciones.

¿Cómo aportar a la sostenibilidad humana? Con empresas que cultiven valores como la solidaridad, proyectos de ayuda comunitaria, para de estar forma dejar un impacto positivo en las personas que la transitan.

Nos pareció un concepto interesante y más  en sectores como los BPO, en los que una persona suele trabajar en diferentes empresas del rubro, y es elegido por muchas para construir su carrera. El desafío es desarrollar espacios de trabajo más humanos para que este círculo de valor retorne a la comunidad, porque lo bueno regresa.