8M Mujeres Tech en los BPOs de Perú

8M Mujeres Tech en los BPOs de Perú

Si bien en los BPOs del mundo las mujeres son mayoría, en áreas de tecnología todavía existe una brecha, según el (INEI) Instituto Nacional de Estadística e Informática menos del 10% de mujeres trabaja en el sector en el Perú.

Los BPOs, son un sector de oportunidades, por eso en el marco del Día Internacional de la Mujer, elegimos compartir testimonios de mujeres que trabajan en tecnología en empresas del rubro en el Perú. Deseamos que inspiren a todas las personas a luchar por aquello que desean ser.

Yulissa Miraval Leiva, Técnico Field Service en Atento

¿Cómo, cuándo y por qué elegiste el área?

Desde joven, elegí desarrollar mi creatividad siendo profesional en diseño gráfico alternando mis estudios en reparación de PC y Software, allí encontré la oportunidad de poner a prueba mis capacidades en un mundo donde la innovación se encuentra en todo momento.  Mi pasión por el soporte técnico va más allá de simplemente resolver problemas. Para mí, se trata de conectar con las personas a través de la tecnología y crear experiencias positivas., he sentido una fascinación por entender cómo funcionan los sistemas y ayudar a otros a disfrutar de los beneficios que la tecnología puede ofrecer.

Cada interacción con un usuario es una oportunidad para demostrar empatía, paciencia y comprensión. A lo largo de mi trayectoria profesional, he aprendido que no se trata solo de encontrar soluciones técnicas, sino de hacerlo con un espíritu amigable y compasivo. La satisfacción de poder aliviar las preocupaciones de un usuario y ayudarles a sentirse seguros y capacitados es incomparable. Estoy emocionada de seguir brindando asistencia y generando sonrisas a través del soporte técnico.

¿Quién te inspiró y a quien te gustaría inspirar?

En mi entorno laboral, encuentro inspiración en mi Supervisor y compañeros. Cada uno de ellos posee un conocimiento excepcional en áreas específicas, lo que nos permite combinar esa experticia para entregar soluciones efectivas a las preguntas y desafíos en el día a día. Seguimos con determinación el lema “Un día aprendido, es un día vivido”, lo que no solo nos motiva a seguir aprendiendo, ¡sino que también refuerza nuestro espíritu de One Team donde somos realmente fuertes y capaces de enfrentar cualquier desafío que se presente en nuestro camino!

 Me motiva inspirar a otras mujeres que quieren hacer parte y trabajan en el sector tecnológico, para cerrar esa brecha de género, me resulta esencial cultivar la curiosidad y la observación, entregando mensajes auténticos y ofreciendo experiencias memorables a los usuarios con la convicción de saber que estas cualidades les ayudarán a alcanzar un progreso constante en su crecimiento personal y profesional.

Fiorella Silvana Ortiz Ríos Gerente de Infraestructura en COVISIAN

¿Cómo, ¿cuándo y porqué elegiste el área?

Todo comenzó desde que tuve mi primera experiencia con un ordenador, me intrigó profundamente cómo los sistemas podían interconectarse a través de redes y todo lo relacionado con el Networking. Durante mis años universitarios, me fui adentrando cada vez más en el estudio y la comprensión de las redes y sistemas, lo cual no era común en ese entonces, ya que la mayoría de mis compañeros se inclinaban hacia el desarrollo de software o auditorías. Dado mi interés en los sistemas y las redes, decidí que esa sería mi área de enfoque, siempre buscando expandir mis conocimientos a través de la investigación continua y la capacitación, ya que la tecnología evoluciona constantemente con el paso de los años y ha ido abriendo más puertas a las mujeres.

¿Quién te inspira y a quién te gustaría inspirar?

No hay una persona en particular, sino de todas aquellas con las que comparto cada día de mi vida. Me encantaría inspirarlas a ver las cosas siempre desde una perspectiva optimista, rescatando lo positivo de los desafíos que enfrentemos al paso de los años. De esta manera, podemos construir una base sólida para fortalecernos día a día y así alcanzar todas las metas que nos propongamos juntas. Somos apasionadas, divertidas, fuertes, creativas y valientes

Karina Alatrista, especialista de redes y comunicaciones de Konecta Perú

¿Cómo, cuándo y por qué elegiste el área?

Desde muy pequeña descubrí mi pasión por esta área. Me gustaba armar, desarmar y ver los componentes de los equipos electrónicos. Mientras fui creciendo, en mis años de adolescencia, tuve un gran desempeño en áreas como matemáticas, ciencia y tecnología.

Al llegar al penúltimo año de secundaria nos realizaron un test vocacional, el cual tuvo como resultado que tenía aptitudes científicas, lo que reafirmó mi gusto por la tecnología. Después de investigar varias especialidades, escogí ingeniería de telecomunicaciones, ya que en su momento era una carrera emergente en el Perú y me permitiría diseñar, investigar y desarrollar sistemas de comunicaciones por cable, satélites, teléfonos móviles, ondas de radio e internet.

¿Quién te inspiró? ¿A quién te gustaría inspirar?

En el último año de colegio encontré un artículo sobre Esther Conwell, química y física estadounidense, quien dedicó 62 años de investigación a los semiconductores, los polímeros conductores y los cristales orgánicos. Me encantó la pasión y dedicación que esta científica demostraba hacia su trabajo, lo cual me inspiró profundamente a seguir mis metas.

Me gustaría inspirar a todas las niñas, adolescentes y mujeres. Podemos seguir disminuyendo la brecha de género en los sectores de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. Tristemente esta brecha es persistente en nuestro sector a nivel mundial, por lo que debemos continuar construyendo un futuro con oportunidades en igualdad.

María Inés Flores Huanca, gerente de sistemas en Mowa Consultora

¿Cuándo y por qué elegiste el área?

Mi elección de dedicarme al ámbito de la tecnología de la información se remonta a mi adolescencia, periodo durante el cual un primo mío, con quien solía reunirme, desempeñó un papel crucial al introducirme a este fascinante mundo. Mediante explicaciones detalladas y alentándome a interactuar directamente en sesiones enfocadas en computadoras y tecnología, despertó en mí un profundo interés por este campo, caracterizado por su diversidad y sus constantes desafíos.

Esta temprana exposición a las tecnologías de la información no solo capturó mi atención, sino que también sembró la semilla de lo que se convertiría en una pasión duradera y el eventual enfoque de mi carrera profesional. Es este interés innato por la tecnología, alimentado por aquellas primeras experiencias de aprendizaje, lo que me motivó a explorar más a fondo y finalmente optar por una carrera en el área de sistemas.

¿Quién te inspiró y a quien te gustaría inspirar?

Me inspiró mi madre. Su fuerza incansable, su dedicación inquebrantable y su determinación sin límites en cada uno de sus empeños, en diversos campos, me enseñaron una lección invaluable sobre el poder de la voluntad y el espíritu indomable.

A todas las niñas, adolescentes y mujeres que sueñan con un futuro en el que puedan desplegar sus alas sin restricciones, les digo: el horizonte es nuestro. No hay barreras, no hay fronteras, no hay límites que puedan contener el torrente de nuestra capacidad si tenemos claro nuestro propósito.

Rocío Vera Rodríguez, CEO & Founder Exelixi Group

¿Cuándo y por qué elegiste el área?

Desde chica me interesó mucho la tecnología como la forma de ayudar a las personas a solucionar problemas o para hacer su vida más sencilla. Empecé a trabajar en temas tecnológicos cuando cumplí 18 años, era soporte técnico en la universidad. Ahí se me despertó la curiosidad por programar, aprender de nuevo software y aplicarlo a mi trabajo para lograr que todo vaya mejor. Hoy luego de más de 20 años de carrera, he encontrado en la innovación en tecnología como catalizadora de negocios y proyectos, esa pasión que me impulsa a levantarme a diario y aportar al mundo el granito de arena para avanzar a una vida más humana y creativa.

¿Quién te inspiró? ¿A quién te gustaría inspirar?

Me inspiraron aquellos locos que se atrevieron a hacer lo que todos decían que no era posible, eso me llevó a ser una derribadora de barreras y una persona que conecta (personas, negocios, aprendizajes, procesos). Me di cuenta de que los genios son personas de carne y hueso, que se atreven a desafiar las creencias sobre algo con trabajo, esfuerzo y sentido común. Crecí en un mundo en el que las cosas no son sencillas para mujeres que se atreven a desafiar el status quo, más aún en STEM. Hoy veo que eso va cambiando, pero tenemos camino por recorrer para que las oportunidades lleguen a todas en cualquier lugar o punto de partida de sus carreras. Me encantaría ser alguien que con su testimonio pueda inspirar a esas niñas que aún lo tienen difícil, a que es posible llegar a desarrollarse en este tema y más aún a que es necesario que lo hagan, su voz debe ser escuchada, su aporte debe dar a la tecnología que creamos la diversidad que ayudará a hacerla más humana.