La netiqueta pone fin a un debate de la etiqueta telefónica

La netiqueta pone fin a un debate de la etiqueta telefónica

Para los que llevan más tiempo en el sector la etiqueta telefónica es un tema muy conocido. Una de sus reglas, quizás de las más debatidas es si cuando el cliente pronuncia de manera errónea una palabra o la marca, se le tiene que responder utilizando la pronunciación correcta o de manera homónima a lo que se escuchó.

La netiqueta, término que se usa para designar las normas de etiqueta de las redes sociales pone fin a este debate.

Un gigante brasileño que fabrica cerveza, cuya marca lleva la letra “h” en el medio, al notar que sus consumidores de Argentina la escribían en las redes con errores y omisiones de dicha letra tomó una decisión que en otros tiempos podría haber sido controversial: decidió adoptarlos como válidos y reivindicarlos.

Natalia Rebecchi, directora de marketing afirmó “El espíritu de Brahma es ser una marca inclusiva, y para lograrlo creíamos que no era necesario corregir a los consumidores de cómo se escribe la incómoda ´h´ que lleva su nombre. Sabemos que el cliente la reconoce, e independientemente de cómo se escriba, Brahma siempre es Brahma, por eso se escribe como la gente quiere”.

La marca fue un paso más allá y algunos les envió un pack personalizado con la manera en la que escribieron Brahma a modo de respuesta, donde le anunciaban: “Esta Brahama está inspirada en vos”. 

Ahora, regresando a la etiqueta telefónica, ¿no es mucho más interesante y empático respetar la expresión del cliente?, tal como lo hizo la cervecera en las redes, en lugar de corregirlo, algo que además de no ser simpático, lo excluye de la marca.

Las redes y las nuevas generaciones ayudan a poner fin a un debate que todavía tiene vigencia en muchos centros de contacto.