5 lecciones que nos deja el cierre de la icónica tienda Debenhams en Inglaterra

5 lecciones que nos deja el cierre de la icónica tienda Debenhams en Inglaterra

Las primeras tiendas departamentales, nacieron a fines del siglo XVIII, tal es el caso de la inglesa: Debenhams. Cien años después dieron lugar a los shoppings y retail.

Ya en el siglo XXI con el avance de Internet y el comercio electrónico, los consumidores comenzaron a elegir cada vez más comprar con la modalidad online. ¿Pero estaban tiendas y shoppings preparados para este cambio? O continuaron apostando a la experiencia de la tienda física.

La pandemia, trajo la respuesta. Eran pocos los que se habían preparado. Y lo mismo ocurrió con otros segmentos de negocio que estaban a mitad de camino en la transformación digital. Los resultados, una icónica  tienda británica fue recientemente adquirida por una empresa de comercio electrónico, Boohoo, y peligra el empleo de 12.000 personas.

¿Qué podemos aprender de la experiencia Debenhams?

1 – El prestigio de la marca es relativo:  no  es que no sea importante, pero si la gente no puede llegar a la tienda, y no cuentas con otros canales comerciales, por más prestigiosa que sea la marca las ventas caerán.

2 – La digitalización no puede esperar a mañana: dado que no es un proceso inmediato, cuanto antes se lo comience será más probable que la marca se sostenga en el tiempo. Especialmente cuando se trata de negocios con grandes volúmenes de ventas.

3 – Las alianzas y la colaboración son la tabla de salvación de estos tiempos: si alguien ya lo ha hecho o es experto en el tema de transformación digital, podría ser una buena solución establecer una alianza.

4 – Esta modalidad llegó para quedarse: no pensemos que es una tendencia pasajera impulsada por la pandemia, es una nueva forma de trabajar a la que tendremos que adaptarnos. Con todo lo que ello implica, porque pone en jaque muchas antiguas creencias.

5 – Las personas primero: toda estrategia de digitalización debe considerar el valor humano y por ende definir cómo será la organización del trabajo en los nuevos entornos.

En conclusión, el ejemplo Debenhams puede aplicarse a cualquier segmento de negocio. Establecer los canales de comunicación con el clientes, fortalecerlos y realizar los cambios necesarios, no es una opción, sino una necesidad para permanecer en el mercado.