Mariana Sigal, de Geopagos: “América Latina está viviendo un gran proceso de apertura en pagos digitales”

Mariana Sigal, de Geopagos: “América Latina está viviendo un gran proceso de apertura en pagos digitales”

La VP de Estrategia y Alianzas de Geopagos habló en el Congreso de America Digital 2021 sobre el auge de las nuevas soluciones de pago en la región.

“Estamos en un gran momento” definió Mariana Sigal (Foto) en la apertura del panel “Principales desafíos y oportunidades en Pagos Digitales en América Latina” del 6° Congreso Latinoamericano sobre Tecnología y Negocios - América Digital 2021. La VP de Estrategia y Alianzas de Geopagos,  conversó sobre el auge de la industria de pagos junto a otros referentes de la región: Jimena Arce, Head of Product B2B de Global66 (Chile); Victor Galicia Marketing Head de OpenPay (México), y Julieta Decurnex, Business Developer en DLocal (Uruguay). El panel se centró en el presente y las perspectivas a futuro sobre una de las industrias que más crecieron a partir de la aceleración digital que provocó la pandemia: los pagos digitales.

“Fue un verdadero aluvión”, describió Sigal, que lidera un área clave de una compañía cuyo foco está puesto en crear plataformas y redes de pagos digitales para Latam que transforman la experiencia de compra y venta de miles de personas. Geopagos nació en 2012 en Argentina y hoy opera en 16 países de América Latina con más de 30 partners, entre los que se encuentran bancos, compañías de retail, agregadores y adquirentes. La plataforma de Geopagos está detrás de las transacciones de más de 350.000 comercios por mes, que acceden a herramientas para aceptar pagos con tarjeta o móviles. Entre las tecnologías que ofrecen están los mPOS (terminales de pagos móviles), y Tap To Phone, la solución que convierte a un teléfono celular en una terminal sin otro hardware adicional.

La pandemia aceleró la adopción de este tipo de tecnologías por parte de usuarios “que ni de casualidad pagaban con un medio electrónico”, afirmó Sigal. “Se vieron obligados a aprender a usarlos, y ahora no solo los jóvenes sino todas las generaciones comprendieron sus beneficios”. Sin embargo, las restricciones que trajo aparejadas el Covid-19 no alcanzan a explicar la magnitud del fenómeno “ya que el auge de los pagos digitales se debe a varios factores” agregó Mariana.

Uno de ellos es la apertura de la adquirencia en la región. “Puede sonar extraño para los ciudadanos, pero es algo muy positivo para todos los consumidores. Las medidas adoptadas para abrir este mercado permitió que muchos nuevos jugadores entren para ofrecer soluciones de pagos más beneficiosas para los comercios y  beneficiando así también a los compradores. Este proceso tuvo varios hitos en América Latina. Uno de los últimos es lo que está ocurriendo en Chile con la aprobación del modelo de cuatro partes, que separa la figura del emisor y el adquirente. En otros tiempos, la oferta de pagos digitales se encontraba muy concentrada, lo que llevaba a que los comercios no encontrarán soluciones adaptadas a las necesidades de su negocio”.

Por otro lado, el avance de nuevas tecnologías también fue determinante para que creciera la confianza en este tipo de soluciones. Los pagos sin contacto o contactless son un ejemplo. “Traen mayor seguridad, lo cual es determinante en nuestra industria. La experiencia de compra y venta tiene muchísimas aristas. No solo de quien paga sino también del lado de quien recibe un pago, que necesitan sentir la confianza en el ecosistema. De que van a recibir el pago de manera correcta y rápida, con el menor margen posible para el fraude o los contracargos”.

Sin embargo, para Sigal, la seguridad es un concepto más amplio. “En Geopagos trabajamos para que los comercios tengan la misma experiencia cuando reciben un pago digital con tarjeta que cuando reciben el efectivo. El efectivo les da seguridad porque es material, lo tienen en la mano. Lo que va a llevar a la adopción es que sientan esa misma seguridad. Por eso, tenemos un gran desafío como ecosistema para que los comercios, especialmente las pyme, no sufran el desfasaje de recibir el dinero algunos días más tarde. Si no se sienten seguros no van a aceptar pagos digitales”

En ese sentido, destacó otra de las tendencias importantes en la región: los pagos interoperables. “Vemos avances claros en países como Argentina o México, donde los bancos centrales establecieron reglamentaciones para buscar que se unifiquen los rieles de pagos y que podamos pagar con cualquier QR de manera inmediata, independientemente de la billetera que utilicemos. Esto va a permitir que el ecosistema se abra y que nuevos jugadores puedan entrar a jugar. Estamos viviendo un proceso de apertura en Latam y esperamos aportar nuestro conocimiento para que más jugadores puedan ofrecer sus soluciones”, afirmó.

Con presencia en Latam, Sigal proyecta que el volumen de transacciones que se realizan en la plataforma de Geopagos se quintuplicará en los próximos 5 años. Según su mirada, esta aceleración de los pagos digitales es una gran oportunidad para pequeños y medianos comercios y emprendedores. “Cuando nosotros abrimos el juego a nuevos jugadores estamos pensando en ellos”, afirmó. Y concluyó: “La base de lo que creemos en Geopagos es que ampliando su oferta de pagos, todos pueden hacer crecer su negocio”.