Martín Mejía: “En un contact center todos somos iguales, con responsabilidades diferentes”

Martín Mejía: “En un contact center todos somos iguales, con responsabilidades diferentes”

Martín Mejía, es sin duda uno de los pioneros en la industria de los contact centers en el Perú, en esta nota nos cuenta cómo conoció el “call center”, hecho que ocurrió en mayo de 1996, hace más de 20 años cuando finalizaba sus estudios universitarios de Economía.

Comparte una anécdota de su primera entrevista para ingresar al call y nos confía porque planificó su carrera profesional en él.

Todo comenzó con un aviso en el periódico “El Comercio”, que solicitaba jóvenes para trabajar en una empresa de Telemarketing, “Marketing Online”, la novedosa tarea era realizar llamados telefónicos.

Martín decidido a conseguir un puesto se presentó el día de la convocatoria, justo un Domingo. “El lugar quedaba en Miraflores que hoy es bastante comercial, pero en ese momento era uno de los distritos que más desarrollo tenía. En esa época trabajar en Miraflores, era el boom”, cuenta. “Además se trataba de una empresa del Grupo Interandina de Publicidad y como estaba estudiando economía, pensé que quizás el tema de mercadotecnia podía ser una salida”, completó.

“Postulé, sigue, “la evaluación inicial era una prueba telefónica, en un principio no me fue bien, pero la selectora insistió en que volviera a hacerla y ahí todo fue distinto”, siempre lo cuento, dice con humildad.

“Era mi primer trabajo formal, se dio la primera oportunidad y me dije a mi mismo que ese era mi momento”, cuenta emocionado.

¿Qué te gustaba del trabajo?, quisimos saber “Me parecía interesante hacer llamadas a otros países, también el hecho de hablar sobre temas y realidades de otros lugares…”, evoca.

La campaña inicial estaba activa las 24 horas, pero a medida que pasó el tiempo comenzó a bajar el tráfico telefónico y con él la cantidad de personal.  “Y también llegó mi momento, pero gracias a mi desempeño me volvieron a llamar, esta vez para una campaña comercial”, recuerda Martín.

“Me fue muy bien y esa fue una de las campañas que me enganchó al contact center. La última fue para la ONP donde gracias al buen desempeño, continuamos nuestra historia de call”

Martín agrega que al concluir esa campaña todos los participantes fueron invitados a postular a la nueva empresa: Atento.  “Esa experiencia fue una combinación perfecta, porque me quedó clarísimo que la tecnología puede evolucionar, pero es la gente la que lleva a cabo el proyecto. Eso ocurrió hace 20 años y hoy día sigo pensando lo mismo”, reflexiona.

Pero, siendo supervisor en Marketing Online le era difícil postular como teleoperador, era empezar de nuevo, aunque se tratase de Atento. “Fui el primer día, el segundo día y luego lo dejé. Pensé que ya había logrado hacer una carrera y me costaba aceptar un puesto como teleoperador”.

Pero la historia de Martín en Atento continuaría. “Después de casi 4 meses volví a Atento y como teloperador. Luego, hice línea de carrera como analista, siempre lo cuento. Así lo que en un momento me causó temor o dudas quedó atrás y lo importante es lo que aprendes en cada posición y en cada empresa”, reflexiona.

En el contact center todos somos iguales, con responsabilidades diferentes. Lo que nos hace trascender es recodar siempre como empezamos”, concluye.

Para finalizar dice: “En este día tan importante, el día del teleoperador, agradecer a los que me apoyaron en desarrollarme en esta profesión, y poder demostrar que puedes iniciar como teleoperador (Marketing OnLine) y llegar a ser gerente general (Olva Contact Center). Todo en base a actitud, esfuerzo y preparación. Y desearles un súper día a todos mis colegas que día a día, dan lo mejor de su vida”.