#Día Internacional de La Mujer: Mujeres que inspiran desde el “planeta” contact center (Parte II)

#Día Internacional de La Mujer: Mujeres que inspiran desde el “planeta” contact center (Parte II)

Continuamos conociendo a más mujeres del sector que a diario, alientan, motivan e inspiran a otras personas. Les recordamos las preguntas: si consideran que existe el llamado “toque femenino” en el ámbito laboral, sobre su aprendizaje en el trabajo y qué mujeres las han inspirado. También les pedimos una recomendación para los recién llegados al sector.

Atento Perú: Rocio Vera. 42 años, Gerente Senior de Negocio Telefónica. 13 años “Creo que el vínculo con la gente hace la diferencia” 

¿Consideras que existe un "toque femenino" en el trabajo con los clientes?  “Considero que sí existe, las mujeres en general tenemos un enfoque más holístico de las cosas. Siempre tratamos no solo el qué, sino el cómo. Entonces ese punto es importante, la forma en la cual se hacen las cosas. Y ahí hacemos la diferencia.

Además, creo que es importante cuando tenemos un enfoque orientado a los resultados de una operación. Por ejemplo, con el proyecto de eficiencia operativa COPC. Pero esos espacios tienen que ver con las personas. En cómo las personas entienden, se adaptan, se motivan a cumplir o no. Entonces el aspecto humano es parte del cómo. La métrica, el indicador, es el efecto visible, pero cómo se llega es a través de a las personas”

¿Qué aprendiste de este trabajo? “Creo que el vínculo con la gente es la diferencia. Pude aprender y tener una visión diversa de cómo pueden resolverse los problemas, siempre con el aporte del equipo. Otra cosa que he aprendido es que mucho de lo que uno hace sale bien porque le pones pasión, porque te gusta lo que estás haciendo. Enfrentas la vida con una mirada de crecimiento, e ilusión.

Considero que trabajar con clientes desarrolla una competencia especial de empatía. Lamentablemente muchos piensan que el contacto con el usuario final son temas exigentes y de golpe, pero esos golpes están relacionados en que no se sabe escuchar. Esa competencia es vital para la vida en cualquier cosa.  Hasta en tu vida privada. Y esa competencia es invaluable y en los contact center es que a diferencia de las otras compañías en que te pones en atención al cliente directamente, aquí tienes la oportunidad de moverte entre varias empresas”.

Atento Perú: Melissa Garrido, 31 años, Gerente de selección, capacitación de operaciones y proyectos “Mi consejo es que se atrevan a conocer el mundo del call center, te permite ver el mundo de otra manera”

Sobre el toque femenino opinó: “Creo que sí, hay un toque femenino. La sensibilidad que naturalmente tenemos las mujeres, la orientación a los detalles, la capacidad para comunicarnos en diferentes canales y la capacidad de desarrollarnos de forma espontánea, no digo que los hombres no puedan, solo creo que en las mujeres es más natural. Hace que generemos confianza con nuestros clientes y ellos nos den las posibilidades de estructurar proyectos y darles los servicios.”

¿Qué aprendiste de este trabajo? “En Atento me desarrollé, entré en el 2012 como analista de calidad, al año siguiente me convertí en coordinadora de capacitación, al año siguiente jefe de capacitación, tuve una oportunidad de experiencia en otro Atento, en México como gerente global de proyectos, volví a la región como PMO y finalmente hoy tengo un cargo de gerente regional tanto para los procesos claves de la compañía, como los proyectos. Cada fase que he tenido en Atento ha enriquecido mi crecimiento profesional y me ha permitido acompañarlo con los equipos que he tenido. No es usual crecer tanto en una empresa del mercado peruano y esto simplemente renueva lo que nosotros contamos en nuestra visión, misión, en nuestros valores y que es acercar las oportunidades, ser el primer empleador, ser un empleador distinto en una empresa totalmente horizontal que cree en el talento de las personas y lo desarrollan”.

Recomendaciones a los que están comenzando: “Mi consejo es que se atrevan a conocer el mundo del call center. Una vez que sales de este negocio ves el mundo de otra manera, porque nosotros tenemos una clara orientación al servicio. Yo creo que Atento tiene un diferencial, somos tan dinámicos que nos da la oportunidad de crecer con los distintos negocios que tiene la compañía.  Y, por último, Atento es una empresa divertida, tienes distintos momentos y puedes formar también grandes amistades. Atento es una escuela de vida”.

Atento Perú: Ruth Pilco Horna, 35 años, Supervisora de Jefatura Bolt, 3 años en la empresa “Luego de estar aquí, se me abrieron las puertas al mundo, me dediqué a atención al cliente”

¿Consideras que existe un "toque femenino" en el trabajo con los clientes? “Desde mi punto de vista sí existe un toque femenino. En el servicio al cliente mucha es la empatía de las personas cuando hablan con mujeres, los hombres pueden ser mucho más bruscos, claro que no es algo general, pero de las mujeres se puede decir que en su mayoría tienen un trato distinto. Somos más hábiles en el momento de poder identificar la problemática de la otra persona y saber cómo manejarlo para poder llegar a una solución”.

¿Qué aprendiste de este trabajo? ¿Qué recomendarías a las jóvenes que no conocen pero que podrían ingresar a un call?  “Entré la primera vez en el año 2005 como teleoperadora, pero no pensé que era un trabajo para mí. En ese momento yo era bastante intolerante, entonces no me imaginé que a través de una llamada podía empezar a conocer gente. Conoces sus hábitos, sus experiencias, cómo son, con solo una llamada. Luego de estar aquí, se me abrieron las puertas al mundo, me dediqué a atención al cliente y la experiencia que tuve en Atento me ayudó muchísimo para poder desempeñarme bien. Aprendí de mis jefes, de mis supervisores. Y luego de 6 años regresé a Atento como supervisora en el año 2014. Fue una experiencia completamente nueva para mí, pude seguir aprendiendo, fue un nuevo reto y un nuevo mundo. Pero tres años después estoy aquí y siento que he formado a mucha gente, hasta ahora tengo contacto con muchas de ellas. Siento que marqué la diferencia para el crecimiento de otros y eso es increíble. Me siento orgullosa.

En mi vida personal también ha contribuido. Aprendes a tolerar a comunicarte de otra manera, me ha ayudado mucho para crecer

Tiene que animarse en conocer el mundo del call center, es un mundo que vas a encontrar muchas personas que te van a hacer crecer. Es una experiencia súper amena y les ayudará mucho para su vida”.

Atento Perú: Alicia Flores Galarza, 44 años, Asesora en el BBVA ventas, 7 años en la empresa “Era una ama de casa, Pensé que no era para mí el trabajo, pero mi formador me detuvo, la mejor decisión fue quedarme”

Existe un “toque femenino” … “Considero que sí, porque en realidad, aunque los clientes no sean visibles, luego de 7 años puedo intuir el cliente con el cual estoy tratando y como conversar con él. Hay distintos estados de ánimo y podemos decir, con una palabra, un gesto.  ¿Qué aprendiste de este trabajo? ¿Qué recomendarías a las jóvenes que no conocen pero que podrían ingresar a un call?  Para empezar, entré a la empresa sin saber prender una computadora. Ingresé a ventas, era una ama de casa, estaba dedicada a mis hijos y no tenía experiencia, trabajaba en la calle vendiendo. No tenía una experiencia previa de trabajar con personas con las cuales no tenía un trato directo en persona. Pensé que no era para mí, porque los otros chicos eran más jóvenes, tenían experiencia y yo no. Pensé que no era para m. Le dije que tenía las ganas de aprender, seguí mi camino, empecé a aprender más, a querer saber más. Y así fue como me quedé y ahora son 7 años.

Siento que la mejor decisión fue quedarme, el trabajo me sirve mucho. Es un apoyo para mi familia, para mis hijos, yo soy madre soltera y es una oportunidad para poder desarrollarlos. Y yo ahora tengo otras habilidades, puedo intuir y he desarrollado mi lado empático. Y como persona me siento bien, siento que me he desarrollado.

Siempre he tratado de pensar positivamente, que lo que haga lo haga de la mejor manera y es lo que diría. Que intenten, que siempre se puede aprender y aquí te dan todo el apoyo. Es una buena oportunidad para desarrollarse profesionalmente”.