Gerardo Andreucci sobre el Premio Oro de TecnoVoz

Guillermo Brao  - Gerardo Andreucci
Gerardo Andreucci sobre el Premio Oro de TecnoVoz

“La mayor satisfacción de este premio es el reconocimiento por parte de los pares de la industria”

Si hay una empresa de tecnología “made in argentina” habituada a recibir premios es TecnoVoz, cuyos primeros galardones datan del año 95, a sólo 3 años de su fundación. No obstante, reconocido por sus fundadores, el Premio de Oro recibido en el XX th Global Contact Forum de México como “Mejor Contribución Tecnológica para Contact Centers” el pasado mes de marzo tuvo un sabor especial.

En primer lugar, por el orgullo de ser la primera empresa dedicada al desarrollo de tecnología para contact centers de Argentina en ganar un Premio internacional y en segundo lugar por logrado llevar a cabo un proyecto casi titánico que los llevó al triunfo: la modernización del call center de Edesur en enero de 2015.

Sin más preámbulos, escuchamos a los protagonistas de esta historia, que nos concedieron una entrevista exclusiva: Gerardo Andreucci, director general de compañía y Guillermo Brao, director de tecnología.

Gerardo Andreucci y Guillermo Brao

¿Qué representa para TecnoVoz haber sido premiados a nivel internacional en la categoría “Mejor Contribución Tecnológica”?

Guillermo Brao: Fue realmente emocionante porque competíamos con otros países donde la tecnología también es de excelencia como México, Brasil. Además, la emoción del entorno, donde había más de 600 personas en el lugar. Por otra parte, el premio es la coronación de haber hecho un esfuerzo mancomunado entre nuestro equipo y el cliente como ameritaba la complejidad del proyecto.

¿Cómo repercutió regresar con el Premio de Oro a nivel empresa?

Gerardo Andreucci: ¡Nos gratificó muchísimo! Si bien como vos decías estamos “malacostumbrados” a ganar premios, esta es la primera vez que ganamos un premio de la industria. Normalmente nos premian consultoras, empresas proveedoras de tecnología [por las ventas], por el tipo de desarrollo o por alguna innovación tecnológica. Además, confluyeron varios factores únicos: primero, en cada país hay un premio local de la industria [amdia] el que hayamos sido seleccionados en esa industria, segundo, que se haya producido una “revolución” porque tuvimos una mención en el Grand Prix de amdia, [un hecho inédito], que se nos concedió porque fuimos el caso mejor puntuado de la totalidad de los casos presentados.

Tercero - saliendo de Argentina - competir en el premio global de ALOIC con otros actores de la industria de distintos rubros, nos marca un diferencial. También el hecho que por primera vez una empresa argentina se lleva este premio, Inclusive creo que es la primera vez que una compañía argentina gana un oro. Es una distinción linda, y ese reconocimiento proveniente de la industria es muy importante [le agradecemos a la academia, dice entre risas].

Hablando de reconocimiento por parte de la industria ¿Cómo se siente ser premiado entre sus propios pares?

Guillermo Brao: Realmente, es una sensación muy intensa, sobre todo por las felicitaciones de los clientes, muchos nos han felicitado, allá mismo. Y también es positivo porque los clientes sienten que están en el camino justo, más al haber elegido una plataforma premiada.

¿Por qué creen que merecían ganar?

Gerardo Andreucci: Sin duda el caso merecía el premio: por el trabajo realizado, la complejidad del proyecto. También la forma en la que se presentó, que nace del trabajo de nuestro equipo. Para lograr esos resultados - que son los que asombran- la cantidad de llamadas, los niveles de servicio, etc. Desde ese punto de vista es muy interesante, pero de nuevo, si no hay un trabajo mancomunado entre el cliente y la empresa que lo desarrolla, esto no se puede dar. Realmente hubo una muy buena integración de equipos que dio como fruto estos resultados.

Después con respecto al tema de la industria, lo más gratificante es recibir llamados diciendo “se lo merecen”, el mercado también dice “TecnoVoz se lo merece”. Eso es una caricia porque el caso no deja de ser un caso, pero la compañía está siempre.

¿Qué porcentaje del premio se lleva la tecnología y cual la parte humana?

Guillermo Brao: Lo que se premió no es tanto la tecnología sino el proyecto. Y el proyecto está conformado por la gente.

Gerardo Andreucci: La tecnología desarrollada por la gente y para la gente, siempre detrás de todo está el recurso humano. Por eso está bueno el nombre: “Premio a la mejor contribución tecnológica”, no es un premio a la tecnología sino a cómo contribuyó la tecnología a alcanzar los resultados que tuvo el caso. Lo sorprendente es el caso y lo premiado la contribución tecnológica para alcanzar el éxito.

Tecnovoz gana el Premio Latam de Oro en la categoría “Mejor Contribución Tecnológica para Contact Centers”

¿Qué sigue a partir de ahora?

Gerardo Andreucci: Lo nuestro es trabajar, innovar, una empresa como la nuestra no tiene más alternativa que innovar porque competimos con vendors internacionales que se diferencian en muchas otras cosas y tienen muchas espaldas (no solo una). En nuestro caso el gran diferencial es la innovación por eso siempre vamos por ese lado, por supuesto también la cercanía con el cliente. Estamos muy cercanos a nuestros clientes, cada proyecto se vive como una interacción conjunta.

Guillermo Brao: Por un lado, esperar que Argentina repunte, que el call center vuelva a ser el motor como lo fue en otros años, pero igual seguimos en el ruedo en el mercado internacional: Colombia, Ecuador, México, Venezuela, México y otros más de la región.

Gerardo Andreucci: En TecnoVoz, siempre creímos en la industria y consolidar una industria es el desafío por el cual vamos. Por eso, participamos activamente en la mayoría de los eventos, en asociaciones, en actividades de formación. Ahí va a estar el desarrollo, en el hecho que la industria se integre desde distintos aspectos, no sólo desde la tercerización. Es un giro en la visión donde se amplía el horizonte. No sólo se trata de atender por teléfono, el call center fue muy lindo, dio el puntapié inicial a todo esto, pero creo que hoy la industria es otra. En síntesis, lo que queremos es que la industria se aggiorne a esta movida mayor porque nos va a beneficiar a todos.