Tributo: Padres y emprendedores (parte I)

Tributo: Padres y emprendedores (parte I)

En pocos días varios países del mundo celebrarán el día del padre. Es poco habitual que conozcamos a los emprendedores y empresarios en este rol. Generosamente, en Perú, nos abrieron las puertas de sus casas y compartieron cómo viven el proyecto más importante de sus vidas: ser papás.

Guy Fort: “Lo mejor que le podemos legar a nuestros hijos son educación y valores”

Si alguien puede ser llamado emprendedor es Guy Fort. Prefiere hacer, generar a contar y la fórmula parece exitosa. Hace 15 años fundaba Fortel, en aquel momento con 5 personas, hoy son 1700. “Ya no hacemos lo mismo que al comienzo porque la industria se ha transformado”, dijo.

Años más tarde, en 2007 fundó APECCO, la Asociación Peruana de Centros de Contacto, que desde el 15 de junio pasado ha vuelto a presidir. Tiene en su haber la organización de varias “Copas Davis” en el Perú además de participar, juntas directivas de generación de tenis. “Me gusta construir de cero, ver cómo las cosas van creciendo”, reflexionó.

Pero nada de esto le ha quitado tiempo para ser papá de dos jóvenes adolescentes, de 18 y 22 años, ambas estudiantes universitarias.

¿Qué has buscado transmitirles a tus hijas?La importancia de estudiar y capacitarse, dice, después ser capaces de asumir retos para obtener lo que desean. Si realmente quieren tener algo propio tienen que ser valientes y asumir desafíos”. “También, que, con esfuerzo y constancia, todo se logra. Las cosas que más nos cuestan, finalmente son las que más apreciamos”, agrega.

Por otra parte, señala que “hoy por hoy es más fácil emprender. Este mundo digital crea muchas oportunidades para que los jóvenes hagan sus propios negocios creo que este es un mensaje para que los chicos las aprovechen”. “¿Quiénes son los hombres más ricos del mundo? Los menores de 30”, subraya.

¿Cuál te parece que es el legado más importante que les dejas? “Creo que lo mejor que le podemos legar a nuestros hijos son valores educación y valores”, completó.

José Nuñez: “Lo bueno y lo digo con orgullo es agradecerle a Dios por regalarme tres hijos maravillosos”

Es un exitoso empresario de la industria de contact centers peruana, presidente de HDC BPO Services, como todo emprendedor, sorteó dificultades en los comienzos. José es papá de 3 hijos y destaca como uno de los mayores desafíos “fue difícil ejecutar proyectos elaborados en pleno crecimiento ya que lo que te falta es tiempo y justamente es eso lo que quieres, compartir más... con tu familia”, dijo, agregando, “al inicio me era difícil llevar el peso y con sentido de responsabilidad, sobrellevar a la vez las dos cosas [ambas de mucha importancia]”.

Cuenta que como contrapartida en aquella época tuvo la suerte de vivir cerca de la oficina, “me escapaba para almorzar y aprovechaba para verlos un momento, siempre sin dejar de lado mi atención al negocio”.

 ¿Qué te permitió transmitirles a tus hijos?Diría enseñarles que existe un ser supremo que es Dios, además de una guía de valores que poco a poco ha ido configurando en ellos su propia escala de principios y que estos le sirven a medida que van creciendo. El hecho de inculcar valores no solo es decirlo, sino hacerlo y esto se hace con ejemplo, para que aprendan a ser, agradecidos, solidarios, humildes, comprometidos, esforzados y puedan alcanzar su propia felicidad”.

Lo bueno y lo más difícil.... “Lo bueno y lo digo con orgullo es agradecerle a Dios por regalarme tres hijos maravillosos, dijo, y lo más difícil es ver cuando alguno de ellos sufre por algún mal momento o situación que pudiera atravesar, es el hecho de verlos tristes. Pero así es la vida y más menos, nosotros en algún momento también atravesamos a lo mejor por esa etapa. Y lo correcto es pedirle a Dios a través de la oración se encargue de ayudarlos a superar esa situación difícil en ellos”, concluyó.

Juan Dulanto: “Me gustaría transmitirles a mis hijos que asuman desafíos, que confíen en sus potenciales”

 

Papá de Rafaella y Juan Ignacio 5 y 9 años, se desempeñó como alto ejecutivo de una empresa global de contact centers durante más de 10 años. En enero de este año apostó al cambio dando un salto hacia el mundo emprendedor.

Contaba que su zona de confort estaba bien delimitada en la antigua empresa. “Existía un vínculo de muchos años, me respetaban, pero también venía tiempo pensando que ya era tiempo de explorar nuevas experiencias laborales”.

Mi coyuntura familiar, mi experiencia en el rubro me decían que tenía que tomar nuevos retos”, añadió.

Todo comenzó a gestarse hace 1 año atrás en una conversación informal con Enrique [Beltrán Cornejo, CEO de Dynamicall] donde surgió la posibilidad de sumarse a la empresa. “Somos casi precursores de la industria en el Perú, de la misma generación, había varias cosas que nos ligaban”, resaltó Juan. Agregando que Beltrán lo invitó a sumarse en sus proyectos. Pasó casi un año y en otra conversación con Enrique … “lo hablé con mi esposa …  salir de una zona de confort cuesta, pero si no lo haces con el tiempo te vas a arrepentir”, fue la conclusión, “me dije, ahora o nunca. tomé la decisión de dar el paso, de la manera más transparente con mi antiguo empleador”.

Con respecto al tiempo que comparte con la familia tras la decisión dijo “soy un convencido de que hay que tener tiempo para todo, creo que no ha variado mucho. Por ese lado, mantengo los tiempos con mis hijos, les dedico mucho tiempo y de calidad”.

¿Qué te gustaría transmitirles a tus hijos con la decisión que has tomado? “Que en la vida hay que tomar decisiones, riesgos que no sean conformistas, que no les teman a los retos. Que miren más allá, que confíen en sus potenciales y que disfruten cada momento de lo que hacen”, afirmó enfático.