Silvia Figueiras: “Estoy inmensamente agradecida con CAT Technologies porque vieron mi experiencia laboral y de vida”

Silvia Figueiras: “Estoy inmensamente agradecida con CAT Technologies porque vieron mi experiencia laboral y de vida”

Estamos acostumbrados a relacionar a los los contact centers con un sector que brinda el primer empleo a los estudiantes. Sin embargo, CAT Technlogies es una de las empresas que emplea a “los otros jóvenes”, como Silvia Figueiras, que ingresó a la compañía hace 5 años cuando cumplía sus 61 años.

Tuvimos el privilegio de entrevistar a esta joven de 66 años,  una mujer  emprendedora que derrocha energía  y optimismo, reafirmando lo que dicen todos los manuales: la edad es la actitud que tenemos. A lo largo de su vida, Silvia tuvo una intensa trayectoria laboral en diversos rubros, medicina prepaga, una empresa de ventas directas que la llevó de viaje al Caribe en reconocimiento a sus logros. Luego, su último empleo, que no tuvo un final feliz, la empresa quebró y este evento coincidió con la pérdida de quien fuera su compañero durante 39 años.

“A pesar de que pasen las peores cosas, siempre les busco el lado positivo y veo la manera de salir adelante”, decía Silvia (y le creemos), luego de una “búsqueda incesante de trabajo (más de un año y medio),  llegó a CAT Technologies. “Durante muchísimo tiempo estuve enviando curriculums, me llamaban interesados por mi trayectoria, pero cuando llegaba el punto de la edad todo se detenía”, recordaba. “Hasta que tuve la suerte de enviar un curriculum a CAT y lo que menos imaginé es que me iban a dar esta oportunidad. Les estoy inmensamente agradecida. Porque se fijaron no solo en la edad sino en la experiencia laboral y en la de vida”, completó.

Agregando: “Me encantaría que fuera cambiando la mentalidad de otros empresarios, viendo el ejemplo de CAT Technologies, ya que hay muchas personas “grandes” que necesitan sentirse útiles”. “Yo me siento útil vivo rodeada de gente joven en la empresa”, nos confiaba la asesora que forma parte de una campaña de seguros.

¿Qué te dio la empresa, además del trabajo? “Calidez humana, con la que tengo contacto permanentemente soy de brindarme y creo que eso también influye. Puedo estar hablando con el operador que ingresó ayer como con los directivos de la empresa”. “Considero que a esta altura me sé ganar el lugar, siempre con respeto y corrección que es lo que aspiro a transmitir en mi trabajo. Porque somos la cara visible”, subrayó.

Silvia opina que todo pasa por la actitud que uno tiene, “despertarte y encarar el día de manera positiva, con mentalidad ganadora, todo se transmite. Si eso se mantiene el resultado siempre va a ser bueno”. “Al ingresar a la empresa, reviví, tenía un motivo más para seguir luchando. Trabajo desde los 14 años, jamás dejé de trabajar, ni siquiera con la crianza de mis 3 hijos.  Por mi temperamento lo necesito, me mantiene jovial, me permite tener un diálogo con mis nietos (que van desde los 5 meses hasta los de 21 años)”, decía entusiasmada.

“No soy ni la madre convencional ni la abuela convencional, me ven bien, activa y esos los pone contentos. A mí diariamente me ocurren cosas, de las buenas y no tan buenas”, apuntó orgullosa.  “Con mis nietos nos comunicamos por chat, o por WhatsApp. Vivo sola, soy muy independiente. Voy al gimnasio, y bailo americano, mi fuerte es el americano clásico, pero estoy aprendiendo el americano rock ¡Es una danza increíble!” exclamó.

Volviendo a su trabajo en la empresa Silvia decía: “El trabajo para mí es fundamental, el teléfono te hace desarrollar una psicología especial. ¿Mi secreto? Empiezo interesándome en la persona, con empatía”. Sobre su futuro en la empresa dijo con la seguridad que la caracteriza “Me gustaría seguir creciendo, por supuesto, creo que tengo mucho para dar y me gustaría tener el desafío de probarme haciendo otras tareas”, concluyó.

Silvia Figueiras: “Estoy inmensamente agradecida con CAT Technologies porque vieron mi experiencia laboral y de vida”
Watch the video

Silvia Figueiras: “Estoy inmensamente agradecida con CAT Technologies porque vieron mi experiencia laboral y de vida”

Estamos acostumbrados a relacionar a los los contact centers con un sector que brinda el primer empleo a los estudiantes. Sin embargo, CAT Technlogies es una de las empresas que emplea a “los otros jóvenes”, como Silvia Figueiras, que ingresó a la compañía hace 5 años cuando cumplía sus 61 años.

Tuvimos el privilegio de entrevistar a esta joven de 66 años,  una mujer  emprendedora que derrocha energía  y optimismo, reafirmando lo que dicen todos los manuales: la edad es la actitud que tenemos. A lo largo de su vida, Silvia tuvo una intensa trayectoria laboral en diversos rubros, medicina prepaga, una empresa de ventas directas que la llevó de viaje al Caribe en reconocimiento a sus logros. Luego, su último empleo, que no tuvo un final feliz, la empresa quebró y este evento coincidió con la pérdida de quien fuera su compañero durante 39 años.

“A pesar de que pasen las peores cosas, siempre les busco el lado positivo y veo la manera de salir adelante”, decía Silvia (y le creemos), luego de una “búsqueda incesante de trabajo (más de un año y medio),  llegó a CAT Technologies. “Durante muchísimo tiempo estuve enviando curriculums, me llamaban interesados por mi trayectoria, pero cuando llegaba el punto de la edad todo se detenía”, recordaba. “Hasta que tuve la suerte de enviar un curriculum a CAT y lo que menos imaginé es que me iban a dar esta oportunidad. Les estoy inmensamente agradecida. Porque se fijaron no solo en la edad sino en la experiencia laboral y en la de vida”, completó.

Agregando: “Me encantaría que fuera cambiando la mentalidad de otros empresarios, viendo el ejemplo de CAT Technologies, ya que hay muchas personas “grandes” que necesitan sentirse útiles”. “Yo me siento útil vivo rodeada de gente joven en la empresa”, nos confiaba la asesora que forma parte de una campaña de seguros.

¿Qué te dio la empresa, además del trabajo? “Calidez humana, con la que tengo contacto permanentemente soy de brindarme y creo que eso también influye. Puedo estar hablando con el operador que ingresó ayer como con los directivos de la empresa”. “Considero que a esta altura me sé ganar el lugar, siempre con respeto y corrección que es lo que aspiro a transmitir en mi trabajo. Porque somos la cara visible”, subrayó.

Silvia opina que todo pasa por la actitud que uno tiene, “despertarte y encarar el día de manera positiva, con mentalidad ganadora, todo se transmite. Si eso se mantiene el resultado siempre va a ser bueno”. “Al ingresar a la empresa, reviví, tenía un motivo más para seguir luchando. Trabajo desde los 14 años, jamás dejé de trabajar, ni siquiera con la crianza de mis 3 hijos.  Por mi temperamento lo necesito, me mantiene jovial, me permite tener un diálogo con mis nietos (que van desde los 5 meses hasta los de 21 años)”, decía entusiasmada.

“No soy ni la madre convencional ni la abuela convencional, me ven bien, activa y esos los pone contentos. A mí diariamente me ocurren cosas, de las buenas y no tan buenas”, apuntó orgullosa.  “Con mis nietos nos comunicamos por chat, o por WhatsApp. Vivo sola, soy muy independiente. Voy al gimnasio, y bailo americano, mi fuerte es el americano clásico, pero estoy aprendiendo el americano rock ¡Es una danza increíble!” exclamó.

Volviendo a su trabajo en la empresa Silvia decía: “El trabajo para mí es fundamental, el teléfono te hace desarrollar una psicología especial. ¿Mi secreto? Empiezo interesándome en la persona, con empatía”. Sobre su futuro en la empresa dijo con la seguridad que la caracteriza “Me gustaría seguir creciendo, por supuesto, creo que tengo mucho para dar y me gustaría tener el desafío de probarme haciendo otras tareas”, concluyó.