#Testimonios: el orgullo de los voluntarios de Atento en “Un Sol para los Chicos”

#Testimonios: el orgullo de los voluntarios de Atento en “Un Sol para los Chicos”

Hacer algo por los demás, para que un niño celebre su día, es algo que, por 16 años consecutivos, Atento, la empresa líder de servicios de relación con clientes y externalización de procesos de negocio en Latinoamérica sabe hacer muy bien.

El pasado sábado 11 de agosto, sus centros de atención al cliente en Argentina, trabajaron con el fin de canalizar las donaciones que se recibieron vía telefónica durante el programa televisivo “Un Sol para los Chicos”, que tiene como objetivo central recaudar fondos a beneficio de UNICEF. Durante la jornada en la que participaron más de 1000 empleados voluntarios, se ayudó a recaudar un total de 103.610.912 pesos, en la atención de llamadas recibidas en los centros de contactos que la compañía tiene instalados en Martínez, Mar del Plata, Córdoba, Salta, Chaco y Tucumán.

Por primera vez, conversamos con algunos de los voluntarios quienes nos contaron qué los motivó a unirse a esta acción.

En los últimos años, los voluntarios de Atento han ayudado a superar las cifras de recaudación de todas las emisiones anteriores del programa televisivo. Julieta Rastelli, Quality officer de UNICEF, quien hace cinco años participa en este evento, en la sede de Atento en Martínez afirmó: “es una gran emoción encontrarme con gente muy comprometida, tan predispuesta a colaborar por los niños y sobre todo a contar con unos aliados de lujo”.

Por su parte, Jennifer Henriksen, Asistente de Atento Argentina y también voluntaria de la actividad, dijo que “es importante poder colaborar con los chicos que tanto lo necesitan y en especial, es un orgullo formar parte de este grupo”.

Como todos los años, la infraestructura empleada, la logística, la coordinación del proyecto, y la atención telefónica, fueron íntegramente donadas a UNICEF para colaborar con sus acciones solidarias.

Pablo Baldoni, el responsable de implementación de campañas de UNICEF manifestó que vive el acontecimiento con mucho entusiasmo. “Destaco a todos en sus diferentes roles; a los que atienden, animan y también a los que supervisan. Es un placer trabajar con un equipo así. Estamos muy contentos”. 

Finalmente, Valeria Neme, quien, a pesar de no trabajar en Atento, también participó como voluntaria en esta última edición, comentó que participar en la edición “es parte de ser solidario, pensar en el otro y estar atento a la necesidad de los chicos”. Todos los testimonios nos ratifican que la solidaridad es un gen que forma parte del ADN de ATENTO.