Generación Z, el nuevo desafío para los gerentes

Generación Z, el nuevo desafío para los gerentes

Cuando ya casi comprendíamos a los millennials o generación Y, inclusive muchos de ellos son ya jefes, llegan los sucesores: la generación Z, nacidos a partir de 1995. Con lo cual ya están presentes en la plantilla de muchas empresas.

Si pensamos que las cosas se pondrían más fáciles, nos equivocamos, los sucesores de los Y, son más desconcertantes y desafiantes que sus antecesores.

Un estudio realizado por la consultora Deloitte en 2018, compara ambas generaciones en países desarrollados y emergentes. Para lo cual entrevistó a más de 1000 personas de la generación Y, junto a 954 de la generación Z.

El foco de la investigación es la lealtad a las empresas, la cual está en riesgo. Si nos sorprendía la facilidad con la que los Y abandonaban el empleo, bien, según este informe, mientras que el 43% de los Y planea quedarse en su puesto menos dos años, el porcentaje en los Z se eleva al 63%.  Tan solo el 12% piensa que podría quedarse más de 5 años.

Los motivos principales para ser leales en la generación Y son: tener un empleo que respete sus tiempos e integre a los trabajadores. Los Z, que además de iniciarse en el ámbito laboral tienen menos obligaciones financieras valoran un “lugar de trabajo con cultura positiva”. Ambas generaciones coinciden en la flexibilidad y en las oportunidades de seguir aprendiendo.

La flexibilidad aparece como uno de los puntos más importantes para que estos jóvenes se queden en la empresa, en otras palabras para ganar su lealtad

De hecho, el 41% de los Z expresó querer trabajar la cantidad de horas que deseaban cuando tuvieran ganas de hacerlo, frente al mismo cometido, el 39% de los Y opinó de igual manera.

También es interesante, su pensamiento respecto de la retribución, el 30% de los Y, el 31% de los Z estuvo de acuerdo en que la remuneración fuera acorde a su desempeño en lugar del salario tradicional. Esto nos muestra una visión completamente diferente al empleo tradicional, y es interesante.

El desempeño en el mundo digital: los más jóvenes se sienten muy preparados para el impacto que tendrá transformación digital en los próximos 5 años. Sin embargo, solo el 42% de los millennials y el 36% de los Z, respondieron que sus empleadores los están entrenando para los cambios que vendrán con la industria 4.0.

En conclusión, ¿Qué es lo que quieren los jóvenes para quedarse en las empresas?, si bien aparece el factor económico, lo más importante es la flexibilidad, la participación en las decisiones, y el aprendizaje.

Empero, debemos admitir que sabemos muy poco de los Z, ya que recién están incorporándose y por si fuera poco en un período de transición como lo es el actual.

Lo cierto, es que continúan con las características de sus antecesores, digamos que, con más fuerza, lo positivo es que las empresas ya tienen algunos años de experiencia en gestión de millennials. Finalmente, lo más importante es lo aprendido con sus antecesores, ir contra la corriente es contraproducente, escuchar y acordar son las mejores herramientas de gestión.