“Confiamos que se abrirá un espacio de diálogo para evitar la inminente pérdida de más de 20 mil empleos”

“Confiamos que se abrirá un espacio de diálogo para evitar la inminente pérdida de más de 20 mil empleos”

Como es de público conocimiento, el 6 de septiembre pasado entró en vigor el Decreto Legislativo 1390, mediante el cual se modifica, entre otros, el literal (e) del artículo 58° de la Ley 29571, Código de Protección al Consumidor.  Este introduce la obligación de contar con el consentimiento previo del consumidor, para transmitirle ofertas de productos o servicios.

Se trata de una medida que pone en riesgo más de 20 mil empleos del sector de contact centers del Perú.

Consultamos con Guy Fort, presidente del gremio, Apexo, Asociación Peruana de Experiencia de Cliente, quién compartió las acciones que está llevando a cabo la entidad para evitar los daños enormes que podría ocasionar esta medida. Apexo es la Asociación que congrega a los contact centers más importantes del Perú.

La medida nos tomó por sorpresa, ya que a comienzos de año se trató el tema en una Comisión especial del Congreso, en la cual participamos junto a empresas del sector, con el propósito de perfeccionar la propuesta para la proteger a los trabajadores”, sostuvo Fort.

Sin embargo, el decreto pudo verse en el boletín oficial el 5 de septiembre. “Estamos convocando al diálogo a las principales autoridades del país, inclusive al presidente de la Nación. Queremos que se comprendan los daños de esta medida, la pérdida de más de 20 mil empleos formales, y también las pérdidas económicas, ya que nuestra actividad genera un movimiento de más 1,600 millones de soles”, enfatizó.

Con tales fines, la Asociación ha contactado a los principales actores de la política. Cabe destacar, que respecto de otros países la ley tal como está planteada dista de las prácticas internacionales, atenta contra los derechos de los consumidores y la libre competencia.

Confiamos  que se abrirá un espacio de diálogo para rever y suspender esta resolución, están en juego la pérdida de miles puestos de trabajo formal en el cortísimo plazo, el 70% de jóvenes que acceden a su primer empleo para pagar sus estudios”, concluyó Fort.