Ecommerce, otro de los desafíos que nos dejará la pandemia

Ecommerce, otro de los desafíos que nos dejará la pandemia

Este es un año repleto de desafíos y sobre todo de cambios repentinos. Si bien en nuestro sector, la atención a través de redes sociales y la comercialización mediante leads creció en los últimos años, podríamos afirmar sin temor a equivocarnos que este ha sido el año del despegue del social media.

Esto ha sucedido en gran medida de la mano del crecimiento del ecommerce, que según la última encuesta que realizó la consultora IPSOS en Perú, al finalizar el año podría crecer un 60% respecto del 2019. Y en cuanto al futuro, el 90% de los peruanos residentes en Lima, afirmó que continuará comprando por ese canal. En el mismo estudio, se ha observado que además de trabajadores bancarizados, están consumiendo a través del  ecommerce  personas que no están dentro de este grupo, y lo hacen desde su celular. Además, han afirmado que continuarán comprado por esta vía.

Si bien debemos aclarar que estas transacciones se han realizado mayormente en los segmentos de retail y compras de alimentos, el ranking lo lideran las plataformas como Mercado Libre y Amazon, pero no podemos dejar de observar que también podría trasladarse al mundo de los servicios.

¿Cuál sería nuestro rol en este nuevo escenario? Lejos de pensar en una retracción, podría ser una oportunidad de crecimiento. Ya que, en primer lugar, hay una gran parte de la población (mayor) que necesita ayuda para utilizar este tipo de canales.

En segundo lugar, el asesoramiento humano no pasará de moda, al contrario, en muchos segmentos como salud, y servicios esenciales pensamos que será más valorado y requerido.

Finalmente, el futuro, aunque todavía guarda mucha incertidumbre, más de la habitual se sabe es que estará muy  ligado a la tecnología, y es allí donde deberíamos repensar nuestro rol como expertos en experiencias.

Cómo integrar tecnología, clientes, colaboradores y nuestros servicios, que sabemos pueden agregar mucho valor. Pero el desafío es integrarlos con la tecnologías, algo en lo que se basa el ecommerce y muchas aplicaciones que están proliferando en el  mercado. Estamos en una transición, entre el trabajador de la era industrial y el de la era de la información. Nos toca atravesar un gran desafío, que nos podría llevar no solo a crecer sino a reconvertir el sector, en un lugar de especialistas en diferentes segmentos.